ARQUITECTURA DE EDIFICIOS MODERNOS

Ángulos rectos, techos planos, asimetría intencionada, enormes ventanales… Si algo tienen en común todas las edificaciones con arquitectura moderna, es el seguimiento de la filosofía minimalista; que leerás justo ahora cómo emplear.

 

 

MENOS, ES MÁS

A principios del siglo pasado, Mies van der Rohe, uno de los pioneros de la arquitectura moderna y abanderados de la famosa escuela Bauhaus, popularizó la famosa frase «menos es más».

Con ella se venía a decir que todo aquello que no cumplía ninguna función, ni ayudaba a solucionar el problema, sobra.

 

¿QUÉ CARACTERIZA A UN EDIFICIO MODERNO?

La arquitectura, como todo, avanza y evoluciona constantemente, y actualmente su rumbo va hacia un diseño más moderno y sofisticado centrado en la función, la simplicidad y el orden.

La simplicidad es la base y mayor atractivo en el diseño arquitectónico moderno. Consta de un diseño de espacios libre de elementos innecesarios, con una imagen de orden y pulcritud; aspectos claves por los que velar al construir este tipo de edificios y obras de arquitectura.

El objetivo es buscar incluir solo aquellos elementos relevantes para la forma de la arquitectura y que tengan un propósito específico. Al final como les comentábamos antes ‘menos es más’ y lo importante no es que la edificación se vea bonita, sino que sea sencilla, limpia y funcional; lo cual permite que sea más cómoda y agradable para todos los que la frecuenten.

En la búsqueda de romper con los modelos del pasado, la arquitectura moderna se basa en los diseños simples, las líneas rectas y la ausencia de ornamentación. Básicamente en la aplicación de estos 5 principios:

  1. SIMPLICIDAD

El principal aspecto al que se debe prestar atención a la hora de construir el proyecto de arquitectura de una edificación moderna es la simplicidad del diseño, la liberación de elementos innecesarios

  1. ILUMINACIÓN

Lo que tratamos es aprovechar al máximo cada espacio, así que la iluminación cobra una gran importancia para este tipo de edificaciones. Siendo estos dos recursos perfectos y los favoritos para iluminar espacios modernos: la luz natural y el uso de luces LED.

  1. TRANSPARENCIA

Con el objetivo de incrementar al máximo la simplicidad y siguiendo la marcada línea minimalista que caracteriza a este tipo de arquitectura, la uniformidad en la distribución de los espacios y decoración interior se convierte en un aspecto esencial, para así aportar más transparencia y continuidad al diseño.

  1. LÍNEAS

Nada de techos triangulares, la arquitectura moderna se basa en la inclusión de techos lineales con base en las necesidades específicas de las distintas estancias de la edificación. De este modo se consigue aportar singularidad, complejidad y simplicidad incrementando la belleza de cada espacio y su conjunto.

 

Obra propia NeoHaus

 

  1. ESPACIOS ABIERTOS

La unificación del interior y el exterior es otro de los aspectos clave. Se trata de darle la misma importancia al paisaje que rodea la edificación, que su interior; para así, permitir una mejor y gran conexión con la naturaleza.

 

Para culminar, todos estamos de acuerdo ahora en algo, los edificios modernos tienen un atractivo irresistible. Debido a su búsqueda de la eficiencia y simplicidad. En Neohaus apostamos por su diseño y construcción; seguros de que es la mejor forma de innovar y crear espacios memorables.

¿QUÉ SE NECESITA PARA EL DISEÑO DE UN PROYECTO DE ARQUITECTURA?

Si siempre has tenido el sueño de construir, ya sea tu propia casa, tu negocio, o un edificio de viviendas para vender o alquilar, pero no tienes idea de cómo se realizaría su proyecto y construcción… este artículo es para ti…

¿Cómo se desarrolla un proyecto de arquitectura?

El arquitecto desarrolla su trabajo por fases, que vamos a dividir en seis. Algunas de las cuales se pueden unir en una sola o, sencillamente, no proceder. Estas serían: 

  • DEFINICIÓN DEL PROGRAMA DE NECESIDADES Y PROPUESTA DE HONORARIOS DE ARQUITECTO

¿Qué necesitas?, y ¿Cuánto vale el trabajo del arquitecto para ello? Eso es lo que se buscará resolver en esta primera fase.

Se trata de una comunicación previa entre el arquitecto y el promotor, que puede llegar a ser gratuita.

Aquí  te encargas de contarle todas tus ideas, presupuesto y sueños en mente al arquitecto sobre lo que quieres construir; para que este se ponga manos a la obra.

Este verá primero que tan factible es esto según las condicionantes legales, y si lo es, procederá a hacer una planificación de los plazos de elaboración del proyecto, podrá calcular su propuesta de honorarios, redactarlo y presentártelo a través de un contrato escrito llamado normalmente Hoja de Encargo.

 

 

  • ESTUDIOS PREVIOS O ANTEPROYECTO

Esta es una fase muy creativa; en la que el arquitecto, junto con tu colaboración, desarrollará un primer concepto del proyecto en forma de Anteproyecto.

Estos consisten en la presentación de los planos y/o maquetas, simulaciones tridimensionales básicas de las propuestas. De las cuales, para poder proceder a la siguiente fase, deberás elegir alguna como “diseño definitivo”, aunque posteriormente podrías igual realizar ciertas modificaciones.

  • PROYECTO BÁSICO / SOLICITUD DE LICENCIA

En esta fase el Arquitecto desarrolla el llamado Proyecto básico (PB), que como su nombre indica, es un proyecto que no profundiza más de lo necesario para obtener la Licencia Urbanística por el respectivo Ayuntamiento, recogiendo  las principales características del inmueble a construir y su cumplimiento con el CTE (Código técnico de la edificación) así como la normativa municipal.

  • PROYECTO DE EJECUCIÓN / MEDICIONES Y PRESUPUESTO

 Una vez el Ayuntamiento comuniqué al arquitecto que su proyecto básico cumple con la normativa vigente y es correcto para su ejecución, habrá que complementar este, por lo que al arquitecto le toca seguir trabajando y elaborar el llamado Proyecto de Ejecución, para lo cual se ejecutará el cálculo de estructura e instalaciones, complementando el Básico con los correspondientes planos, memorias y anejos.

En esto es clave el grado de detalle y exactitud del proyecto de ejecución (cada sistema constructivo y material en cada milímetro del mismo), pues gracias a esto se puede ahorrar costos y obtener un precio final real.

Este aspecto lo cuidamos mucho en NEOHAUS, para asegurarnos de conseguir que no se produzcan desvíos en la obra valorada, así como poder ejecutar los trabajos con la mayor calidad posible al menor coste y en el menor plazo posible.

  • SELECCIÓN DEL CONSTRUCTOR

En esta fase, tendrías que encargarte de buscar al constructor encargado de la obra. Y el arquitecto, si así lo habéis acordado, podrá colaborar ayudándole en el análisis del presupuesto y plazo para la concreción de la obra.

 

 

  • EJECUCIÓN DE LA OBRA.

Finalmente, llegamos a la última fase, en la que a través de la constructora se materializa el trabajo realizado sobre el papel,  y durante la cual el arquitecto deberá encargarse de aclarar dudas y facilitar las informaciones complementarias, hasta ayudar al propietario en la verificación de la calidad de los materiales y de la ejecución de los trabajos.

Finalmente, se redacta un documento llamado “Certificado de final de obra”, que una vez firmado y aprobado… ¡Se dan por concluidos los trabajos y se certifica que el edificio está listo para su uso y disfrute!

Encarga tus proyectos de arquitectura a profesionales

Ahora no tienes excusas para seguir postergando la construcción de tu inmueble

Tan solo es cuestión de planificación y dejar el trabajo en mano de profesionales.

En NEOHAUS estamos para ello, contamos con un equipo cualificado de arquitectos, ingenieros e interioristas para desarrollar el proyecto, así como técnicos, encargados y obreros cualificados para su ejecución.

 

 

TODO LO QUE NECESITAS SABER PARA CONSTRUIR UNA PISCINA

No hay nada más atractivo en un hogar que una piscina. Ya sea que tengas un jardín en casa o cualquier otro espacio en el que pudieras contar con una. Te ayudaremos a resolver todas tus dudas con respecto a su diseño y construcción.

Lo que te espera al construir una piscina

Te tenemos una buena noticia: construir una piscina es más fácil de lo que pensabas. Pero eso sí, necesitas conocer antes algunas cuestiones para que quede impecable, cómo por ejemplo: El tipo de diseño más adecuado para tu piscina, cuáles son los materiales adecuados o cómo realizar correctamente su mantenimiento.

¿Mejor tipo de piscina?

Existen diversos diseños para piscinas de obra, cada una con sus pros y contras. Por ello, te compartiremos cada tipo, para que tú mismo decidas cuál es la mejor opción para ti.

Piscinas de liner: dentro de las piscinas prefabricadas ligeras, son perfectas para áticos o azoteas debido a su menor peso; tienen la ventaja de ser muy resistentes a los desgarros y decoloración, además de estar fabricadas con uno de los materiales de piscina con mayor impermeabilidad.

Piscina de fibra de vidrio: de rápida instalación, pero con la desventaja de tener poca flexibilidad en el diseño, ya que se trata de moldes previamente diseñados.

 

 

Piscinas elevadas: Pueden ser prefabricadas, de obra o mixtas, y cuentan con una instalación rápida debido a que están construidas sobre el terreno. Lo que las convierte en una opción más económica y con un mantenimiento sencillo que las piscinas enterradas.

Piscina de hormigón armado: es la opción con el precio más elevado, pero también la más flexible, resistente y que tiene una mayor durabilidad; puesto que podrás elegir un diseño personalizado, el tamaño de la piscina, acabados, etc.

Piscina de hormigón gunite: es una opción similar a la anterior, pero algo más económica, en estas el vaso se suele ejecutar en fábrica armada y luego se reviste con un gunitado de hormigón (hormigón proyectado sobre el armado de acero corrugado).

Pasos para construir tu piscina

Busca a los arquitectos y constructores adecuados: para asegurarte de que te quedarás satisfecho con tu futura piscina, deberías buscar una empresa profesional y especializada en la construcción de este tipo de obras; que te ayude a aclarar todas tus dudas y escoger un presupuesto acorde a tus necesidades.

Consigue los permisos de obra: en cuanto a temas legales debes contar con una licencia municipal de obras; que tiene en cuenta que el terreno sea edificable y adecuado para la construcción de una piscina. Permisos que se encargará de facilitarte la empresa a la que le contrates la construcción de tu piscina.

Medidas de la piscina: ahora toca decidir de qué tamaño querrás que sea la piscina. Por ejemplo, las piscinas privadas oscilan entre los 5 x 3 metros y los 10 x 5 metros, con una profundidad, de entre el 1,00 y él 1,70 metros, como máximo; la cual no suele ser regular, sino que tiene un fondo con desnivel alcanzando su máxima profundidad en uno de sus extremos. Debido a que una profundidad excesiva comporta más gastos: agua, electricidad y productos químicos.

Diseño de la piscina: Además de las medidas habrás de pensar en instalaciones adicionales, como pueden ser un jacuzzi dentro del propio vaso de la piscina, los accesos a la misma (escaleras o rampas realizadas en fábrica o escaleras simples de acero inoxidable), el sistema de circulación del agua (skimmers o rebosadero perimetral), instalaciones adicionales como pueden ser chorros de masaje integrados en el propio vaso o a través de caños exteriores, etc.

Escoge los revestimientos: tanto desde un punto de vista estético como funcional, ya que del color del revestimiento dependerá el tono del agua y su nivel de mantenimiento. Los revestimientos más utilizados en la actualidad son la fibra de vidrio que a la vez funciona como impermeabilización,  o la cerámica, siendo los colores claros los mejores.

Instalaciones: para piscinas públicas la normativa exige que el sistema de circulación del agua para su filtrado y depuración se ejecute a través de rebosadero perimetral (sistema Munich). Pero en piscinas de ámbito privado es suficiente con disponer de uno o varios skimmers, que son una especie de rebosaderos de pequeñas dimensiones que se instalan en las paredes del vaso para recoger el agua de la piscina y a través de un circuito cerrado realizar el ciclo completo de filtrado y depuración.

Para mantener el agua limpia deberás contar con unos filtros de arena de sílice y un equipo de bombeo, y para eliminar las bacterias usar productos químicos de piscina como el cloro, cada vez más en desuso; la mejor opción para evitar perjudicar la piel y ojos, es la cloración salina. Por último existen diferentes tipos de coberturas para la piscina, ya sean de placas de pvc o de lona, manuales o automáticas, vistas u ocultas, que te ayudarán a mantener limpia y a mayor temperatura el agua de la piscina.

Si piensas climatizar la piscina, la opción más económica y eficiente en la actualidad es la instalación de una bomba de calor.

 

 

Hora de construir tu piscina

Esperamos haberte ayudado a resolver tus dudas…

Cuéntanos ¿Qué tipo de piscina es tu favorita?

En Neohaus podemos hacerte el trabajo más fácil, poniendo en tus manos nuestro equipo profesional de arquitectos,  ingenieros  e instaladores profesionales para la construcción de una piscina atractiva, con un diseño innovador y funcional.